Caminos a Roma

Martina Rasi-R√ľger

Fotos: Roberto Brito Reyes

 

As√≠ como hay muchos caminos para llegar a Roma, hay muchas formas de manejar un cultivo ecol√≥gico. Lo que nos identifica a los agricultores ecol√≥gicos es que no utilizamos productos qu√≠micos, ni en fitosanitarios ni en abonos. El camino que yo he elegido es el de la diversidad. La diversidad de la naturaleza es la que me ense√Īa a dejar brotar cualquier semilla en mi platanera.

 

 

Bueno, empiezo desde el principio:

Mi nombre es Martina Rasi-R√ľger y he nacido en Suiza. Desde el a√Īo 1990 vivo en La Palma. Del pl√°tano sab√≠a tanto como mi perro Fofito de matem√°ticas. ¬°Nada! Estudi√© ATS en Suiza. Por las vueltas de la vida, en 1999 compr√© una finca aguacatera. Comenc√© trabajando el terreno y plantando pl√°tanos de la especie gran enana: di mis primeros pasos como ‚Äúplatanera‚ÄĚ.

 

 

Los primeros tres a√Īos trabaj√© de forma convencional, sobre todo porque el manejo del cultivo era nuevo para m√≠ y no me sent√≠a todav√≠a preparada para hacer mi finca ecol√≥gica. En el a√Īo 2003 asist√≠ a un curso de agricultura ecol√≥gica en platanera impartido por Ildefonso Acosta, t√©cnico agr√≠cola. Este curso me dio el empuje definitivo para cambiar de convencional a ecol√≥gico. Con la ayuda de Ildefonso di los primeros pasos en el cambio. Lo primero que hice fue cambiar la variedad de la planta. En vez de la gran enana elegimos la variedad ricasa, una planta de menor altura y de m√°s f√°cil manejo para trabajar.

 

Plantamos en doble fila y con un pasillo entre las filas de cuatro metros. Pens√°ndolo bien ahora, y haciendo cuentas, el cambio fue radical. Tom√© la decisi√≥n de tirar toda la vieja planta al suelo y plantar todo nuevo. Esta decisi√≥n me dej√≥ con un a√Īo cero y para ganar algo plant√© unas verduras entre las filas. ¬°El primer paso hacia la diversidad!

 

Los primeros clientes que me compraron hortalizas fueron mis vecinos. Les vendí unas lechugas, coles, etc. y me sorprendieron preguntando si podía servirles cada semana con lo que plantaba en la finca. Y así, mientras crecieron mis plátanos, seguí plantando hortalizas aprovechando los pasillos entre las plantas.

 

 

Como me gustan mucho las flores, también sembré unas cuantas entre la verdura. Las flores no están sólo porque me gustan y para alegrar. Hay muchas flores que atraen diferentes insectos. Muchos insectos se sienten atraídos, por ejemplo, por el color amarillo, y también, naturalmente, por los olores. Mi platanera estaba invernada, pero es increíble con qué rapidez pude observar cómo llegaron insectos a la finca. También se me ocurrió hacer ventanas cortando la malla del invernadero para que pudiesen entrar pájaros y no tardaron mucho en aprovechar el lugar e instalarse.

 

Los primeros a√Īos luchaba todav√≠a contra insectos no deseados ‚Äďplagas como la lagarta, cochinilla o el trips (ceniza)‚Äď con productos como el aceite de neem o jab√≥n pot√°sico. Ahora, unos a√Īos m√°s tarde, estos productos son como los antibi√≥ticos para los humanos: s√≥lo los quiero utilizar en situaciones graves. Durante estos a√Īos he ‚Äúcultivado‚ÄĚ el suelo, es decir, le he aportado material org√°nico. Esti√©rcol; abonos verdes como la alfalfa, la phacelia, tr√©boles, etc.; la misma hierba que crece en el campo; restos de poda o la hoja del pl√°tano triturada. En poco tiempo pobl√≥ la tierra una gran cantidad de insectos, lombrices, escarabajos, ara√Īas, etc. que produjeron humus. Cuanto m√°s sano se puso el suelo, mejor reaccion√≥ la planta contra las plagas. No quiero decir con esto que me haya salvado de las plagas, pero las controlo mejor y, sobre todo, me ahorro mucho dinero en productos. Lo que me gustar√≠a conseguir es que la platanera se controle a s√≠ misma. No s√© si lo podr√© lograr, pero creo que con la diversidad de plantas, insectos y p√°jaros tengo m√°s posibilidades. Hay que seguir controlando, pero este control no debe ser obsesivo.

 

Mientras tanto, las hortalizas se vend√≠an bien y cada vez m√°s gente me preguntaba si pod√≠a comprar en la finca. Por eso, he plantado una buena colecci√≥n de verduras: diversas clases de lechugas, zanahorias, cebollas, puerros, bulbo de hinojo, apio (bulbo y tallo), remolachas, coles, coliflores, tomates, etc., etc. Y siempre flores y hierbas arom√°ticas. Observo que, por ejemplo, la lagarta, si aparece, se manifiesta primero en la hoja de col que en la del pl√°tano, la ara√Īa roja en el tomate, el trips en el pimiento... Un punto m√°s para la diversidad. Muchas plantas figuran como trampas verdes y ayudan a proteger el primer cultivo: el pl√°tano. Resulta m√°s f√°cil tratar la col que el pl√°tano. Durante los √ļltimos a√Īos he encontrado siempre menos plagas en la finca, y cada vez que aparecen unos bichos me pregunto primero si se trata de una plaga o s√≥lo de mam√°, pap√° y dos hijos bichos. Plaga es cuando hay muchos de los mismos y se hace dif√≠cil controlarlos.

 

 

La permacultura es un sistema ecológico y económicamente sostenible, trata de la durabilidad, de la conservación y la extensión de los sistemas naturales vivos. Su filosofía es cooperar con la naturaleza en lugar de luchar contra ella.

 

En la permacultura observo que entre los diferentes insectos se instala un equilibrio. Unos comen y luego son comidos por otros, pero si aplicamos venenos, mueren todos y el equilibrio se ve perturbado.

 

Hay otro argumento muy importante para el cultivo del suelo y la permacultura, y es que un suelo sano deja crecer una planta sana, menos estresada y con unas c√©lulas de planta sana. Es como con nosotros, los seres humanos: si nos alimentamos de manera saludable y vivimos con menos estr√©s, tenemos muchas menos posibilidades de enfermar. Soy consciente de que estoy explicando todo esto de forma bastante sencilla, pero basta con un poco de sentido com√ļn: s√≥lo intento acercarme un poco a la naturaleza.

 

 

Por un lado me estoy haciendo cada vez menos dependiente de fitosanitarios ecol√≥gicos como el aceite de neem, piretrinas (son venenos fuertes pero de origen vegetal) y otros productos, porque entre la diversidad de plantas, insectos, etc. se va consiguiendo el equilibrio. Con respecto al tema del abonado, con Ildefonso, el t√©cnico, empec√© a preparar t√© de esti√©rcol utilizando subproductos de la ganader√≠a, como purines, esti√©rcol o suero de leche. A√Īadimos Patenkali o Litothamne, un producto de algas rico en calcio, y unas pocas veces al a√Īo pongo al t√© los diversos oligoelementos. Con estos productos, hechos a mano, estoy abonando desde hace tres o cuatro a√Īos. Aparte, limpio todas las semanas una cuadra de caballos que me proporciona esti√©rcol. As√≠, entre el abono verde, el esti√©rcol, la materia org√°nica de las podas y los t√©s, la finca est√° perfectamente abonada.

 

Desde el cambio a la diversidad y a la permacultura, los gastos en productos han bajado a un m√≠nimo. Tambi√©n tengo menos gastos en agua porque la tierra la retiene mucho mejor y las ‚Äúhierbas malas‚ÄĚ mantienen la humedad. Los diferentes abonos verdes airean y aportan por ejemplo nitr√≥geno al suelo. Todo ayuda a evitar efectos de erosi√≥n y mantiene el suelo vivo.

 

 

Con los a√Īos, la finca se ha convertido en un proyecto que es visitado. Recibo visitas de diferentes grupos: colegios, turistas, interesados en permacultura... El trabajo en la finca no es s√≥lo el trabajo de cultivar, sino que se ha convertido en una forma de vida. El mismo contacto con los clientes que vienen a comprar la verdura en la finca enriquece el trabajo. Con una cajita paseamos por la finca, el cliente pide lo que necesita y se lo sirvo directamente de la tierra.

 

También satisface observar cómo se está poblando cada vez más el suelo de vida. Pájaros que encuentran la entrada a la finca y se quedan a vivir, plantas que encuentran su rincón donde brotar y crecer...

 

Por mi parte, tengo m√°s que claro que la permacultura es mi camino a Roma, mi forma de vivir la agricultura. ¬°Una forma de vivir!

 

 

Share

Anterior Indice Siguiente

Arquitectura tradicional   |   Rehabilitaci√≥n   |   Bioconstrucci√≥n   |   √Ārboles   |   En el jard√≠n
Flora canaria   |   El Para√≠so perdido   |   Patrimonio natural   |   Del Atl√°ntico   |   Arte y paisaje
Letras y naturaleza   |   En memoria   |   Opini√≥n   |   Agricultura ecol√≥gica y tradicional